La causa mas común de la fractura de un diente o muela se debe al morder algo muy sólido y duro como puede ser un hueso. También puede ser debido a un fuerte golpe o por la falta de calcio que hace que el esmalte del diente se debilite y se vuelva más sensible.

Lo primero que debes hacer en caso de que se te rompa un diente, es acudir al odontólogo cuanto antes para poder analizar el nivel de rotura y actuar de manera correcta.

La dificultad de reconstrucción del diente dependerá del nivel de rotura, quizás baste con un poco de resina imitando el trozo que falta, que necesitemos una carilla dental o incluso la reconstrucción total de la pieza.

Encontramos diferentes categorías de rotura: Astillado (que se rompa un trozo de diente por un golpe),Grieta menor (fractura menor que sólo afecta a la parte exterior del diente), Fractura de cúspide (diente fracturado en la punta), Grieta mayor (fractura de arriba a abajo), Diente partido (diente totalmente dividido en dos que requiere normalmente de extracción y sustitución).

Si te encuentras en una situación de este tipo, contacta con nosotros y te asesoraremos con la solución adecuada.