Se caracteriza por la disminución de la producción de saliva y se tiene la sensación de tener siempre la boca seca, se suele deber al consumo de medicamentos o a algunas enfermedades. Esta afección causa dolor y sensación de quemazón en la boca.

Otras causas que pueden generar este síntoma puede ser el alcohol, tabaco, el dormir con la boca abierta, la ansiedad, etc.

Si no producimos saliva en nuestra boca, los dientes no pueden luchar contra la caries y por ende estaremos más sensibles y susceptibles a contraer enfermedades periodentales, y tener bacterias que generen el mal aliento.

Existen tratamientos que alivian esta sensación, pero aconsejamos la consulta al dentista para que haga un diagnóstico y  pueda guiar mejor a solucionar el problema.

No tengas miedo a visitar al dentista, puede prevenir y curar enfermedades que si lo dejamos, se puede complicar y generar otras dolencias en nuestro cuerpo.

En Dental Guadarrama queremos que muestres tu mejor sonrisa y nos ponemos a tu disposición para cuidar tu boca. Contacta con nosotros.